Teléfonos: 376-440783/ 376-439966

Para Reineck, ‘Cachilo’ cambió para siempre al sindicalismo misionero

El actual secretario general del sindicato habló de prioridades y proyectos. Además resaltó el legado del histórico dirigente. “Fue un político visionario y un defensor de los derechos del trabajador”, aseguró.

Para el secretario general del Sindicato de Luz y Fuerza, José Reineck, Julio Héctor ‘Cachilo’ Rodríguez, “transformó al gremio y al sindicalismo misionero”. Resaltó el legado, material, de ideas y conducta, del histórico dirigente, al que consideró que lo tienen presente siempre.

“Fue un político con mucha visión, un innovador. Fue todo para nosotros, un gran compañero y un defensor y un creador de derechos”, aseguró.

Reineck tiene una amplia trayectoria en el rubro eléctrico, pero recién en 2007 se animó a meterse en la conducción del gremio. “Ese año nos incorporamos a la Lista Azul, que competía por la conducción. En un principio me tocó participar como prosecretario gremial, fuimos electos hasta 2011. En un segundo mandato, a partir de esa fecha, me desempeñé en la misma función cuando el secretario gremial era Virginio Vera, quien trabajaba en San Vicente”, recordó.

Dijo que “en 2019, fui electo nuevamente como secretario gremial, pero luego accedí a la conducción tras la muerte del compañero Rodríguez.Tenemos un legado muy fuerte, que fue la conducción de ´Cachilo’. Fue nuestro secretario general histórico”.

El dirigente ratificó la premisa fundamental del gremio: “La defensa de los derechos de nuestros trabajadores. Queremos siempre un sindicato que contenga a los afiliados y que luche por la preservación de las fuentes de trabajo, que mantenga vivos los convenios de trabajo”.

Explicó que “en Misiones hay dos convenios colectivos. Uno que es por empresas, firmado ante la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza, la empresa de energía y el sindicato de Luz y Fuerza. Por otro lado, tenemos el 3.675, que tiene jurisdicción sobre las cooperativas”.

Reineck remarcó que impulsa “el crecimiento del gremio y el fortalecimiento de la institución. Además me gustaría avanzar en otros aspectos. Tenemos un patrimonio muy grande como entidad sindical y uno de los anhelos es potenciar lo turístico, por ejemplo”.

Asimismo, el dirigente reconoció que le gustaría “volver a tener una farmacia sindical, es decir fortalecernos en lo social. Pero todo dentro del marco de una organización que haga de eso un beneficio y no un simple costo. La obra social necesita fortalecerse”.

La gama de actividades de Luz y Fuerza es muy amplia, lo que demanda un gran esfuerzo de sus dirigentes. Reinek mencionó lo que tiene que ver con la actividad deportiva. Dijo que los campeonatos de fútbol, por ejemplo, además de la importancia de la actividad física, tienen un valor esencial en el encuentro, la camaradería y la interacción entre los afiliados.

“Además tenemos un número importante de jubilados, entre 800 y 900, que perciben un haber del 82% del sueldo activo. Y ahora hay un recambio generacional importante en la ex Emsa y en las cooperativas. Por eso, nuestra Secretaría de Previsión Social tiene un rol muy presente, acompañando a los afiliados que inician los trámites para jubilarse”, señaló.

Reineck opinó acerca de lo que hoy significa ser gremialista. “Los que no están a favor de los trabajadores ven a los sindicatos como algo que no están acorde a los tiempos”, sostuvo.

“Hay muchos gremios con problemas y se ha generalizado eso a todos. Pero la verdad es que tenemos un rol social muy importante. Un dato lo ratifica: más del 40% de los trabajadores tiene una obra social sindical”, reflexionó.

Admitió que “hay tirantez con respecto al sindicalismo. El capitalismo también te avasalla. Se vienen modalidades de trabajo diferentes”.

Con respecto a lo que se viene reconoció que “los gremios tenemos que prever que esos teletrabajadores del futuro tengan resguardados sus derechos”.

Comentó que en Energía de Misiones, por ejemplo, hay telemedición del consumo, pero en otros sectores todo es presencial. No obstante, anticipó que el trabajador tendrá que adaptarse al momento de época, sin resignar un centímetro de sus derechos.

Evocó que cuando Misiones se sumó a la interconexión del sistema eléctrico nacional (vía Yacyretá) se reacondicionaron los sectores de la empresa estatal misionera y los empleados debieron acomodarse a ese gran cambio. Y lo hicieron con éxito, gracias al gran trabajo que realizó entonces ‘Cachilo’ Rodríguez, apuntó el dirigente.

Si el legado del histórico dirigente es muy fuerte en cuanto a lo ideológico, ni qué hablar de lo material. Un breve repaso que hizo Reineck permite una aproximación por las propiedades del sindicato: en Posadas, dos edificios, un campo de deportes y dos casas de estudiantes; y predios (algunos incluso con cabañas) en Apóstoles, Alem, Oberá, San Vicente, El Soberbio, Puerto Iguazú, Montecarlo, Jardín América, Aristóbulo del Valle, Campo Grande y San Ignacio.

El sindicato tiene 2.170 afiliados en actividad y entre 800 y 900 jubilados. Para los pasivos incluso cuenta en la ciudad de Posadas con una Casa del Jubilado. “Asistimos siempre a quienes llegan desde el interior para trámites, atención médica o simples visitas a la capital provincial. Nuestro lema es estar siempre al servicio de los trabajadores”, remató el actual secretario general del gremio, enfocado en mantener el legado de ‘Cachilo’ Rodríguez y hacerlo crecer aún más.